Pedro Quijano

Pedro Quijano, guitarrista, profesor y compositor.  Nombre completo: Pedro Quijano Mansilla

Es otro de los tantos forjadores del tango absolutamente olvidado por el transcurso del tiempo. Sólo queda de él, algunas partituras y algunas breves referencias de otros músicos. Sus obras las firmaba, Pedro M. Quijano, no sabíamos a que se refería la letra M, hasta que encontramos el dato de su nombre completo.

 

Se dedicó desde muy joven al profesorado, ocupando las cátedras del Conservatorio de la Capital durante el período de 1892 - 93 y del Círculo de Obreros, de Flores, dando también sus clases privadas que lo relacionaron con muy distinguidos hogares argentinos. 

 

Las obras que ha publicado alcanzan el número de 28; pero de entre ellas sobresalen las que su autor incluye en "Auras Camperas", algunas de las cuales, como "¡Qué polvo con tanto viento!" (tango), se han hecho popularísimas al oído de los argentinos; lo mismo decimos de "El arribeño" (estilo), "Ecos de mi pampa" (estilo), "La salteña" (zamba) y "Gato correntino", no habiendo, puede decirse, principiante, y aún buen guitarrista, que no las ejecute o ejecutase estas dos últimas, en algún tiempo.


La popularidad de Pedro Quijano como compositor, tal vez se deba en gran parte, al hecho de creérsele muerto, suposición que ha durado más de veinte años. Sus colegas profesores, en la Argentina, lo hicieron conocer de los alumnos dándoles a tocar sus obras, cosa que difícilmente harían si lo supieran vivo; pero de cualquier manera, a corto plazo, la fama de Quijano se acrecentaría por la sencillez de sus obras, por los motivos ricos y lo bueno de su composición, que si bien no tiene alto vuelo musical —pretensión que su autor no tiene— no deja de acusar valores que no escapan dentro de la modestia de sus producciones.

 

Más Info